Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Tony Ávila”

Tony Ávila: trova para reír con la cabeza

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Si alguna vez alguien preguntara a qué se debe la popularidad alcanzada por el trovador matancero Tony Ávila, bastaría con invitarlo a uno de sus conciertos; uno, tal vez, como el ofrecido este miércoles, durante más de dos horas, en la Sala Dolores de esta ciudad; como parte de las jornadas del 51 Festival Internacional de la Trova “Pepe Sánchez”.

Dicharachero, jodedor, ocurrente, “científicamente negro”, Tony enseguida cautiva a su público, y los hace cómplices de su música inteligente, aún cuando algunos (muchos) no puedan mantenerse quietos en sus asientos, movidos por ritmos de una sonoridad cubana por todos lados.

Con una poética ya (me atrevería a decir) característica, Tony retrata a la sociedad cubana en sus más polémicas aristas y lo hace, sin pelos en la lengua, pero sí con una simpatía que no oculta en la sonrisa la reflexión.

La emigración, la racialidad, el día a día de los cubanos pasa por los textos del cardenense y llega contundente a un público que entre aplausos y risas, exclama una y otra vez afirmativo, y dice “así mismo es”, como si estuviera en cualquier debate político.

Y es que la canción de Tony tampoco oculta su marcado carácter político, o de “canción protesta”, por la que él mismo confirmo su afinidad; pero sin caer en retóricas o discursos fáciles, más bien añadiendo esa gracia propia de los cubanos y unos versos que se me antojan solo pueden salir de sus manos.

En diferentes momentos de la noche, acompañaron a Tony los trovadores Pepe Ordaz, Sonia Silvestre y Eduardo Sosa, en una especie de cofradía que añadió puntos extras a un, de por sí, ya admirable concierto; que brinda ribetes excepcionales a una nueva edición de los Festivales de la Trova en Santiago de Cuba, y habla muy bien de las gestiones de Eduardo Sosa, como presidente del Festival.

Todavía queda mucha cuerda por sonar y pareciera que las noches no alcanzan, para tanta música. Hasta ahora, el “Pepe Sánchez” late con fuerza.

Parque sin trova, pero la música sigue

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Finalmente el Parque Céspedes mantuvo sus equipos de audio bajo las lonas. La programada inauguración de la edición 51 del Festival Internacional de la Trova “Pepe Sánchez”, se trasladó hacia la Sala de Concierto Dolores, a unos metros del céntrico escenario, que pierde así una oportunidad de convertirse en plaza ideal para un evento de este tipo.

Pero más allá de estos desajustes en el Programa (al menos en el que llegó a mis manos) y que parecen hacerse tan habituales en cuantos eventos culturales suelen prepararse en esta ciudad, la Gala Inaugural del Festival logró generar las expectativas suficientes como para seguir cada una de las presentaciones que por estos días se generen en Santiago de Cuba.

Sin grandes pretensiones, la Gala mantuvo un buen equilibrio entre la trova más tradicional, el bolero, el son y la nueva trova; además de reservar momentos exquisitos como el reencuentro del público santiaguero con Sonia Silvestre, o la impresionante voz de una joven japonesa que apuesta, junto a su guitarrista acompañante, por la música trovadoresca.

Asimismo, destacar las actuaciones de Eduardo Sosa, Tony Ávila (que mantiene sus niveles de popularidad) y el incombustible Pepe Ordáz.

También se presentaron en el hermoso escenario de la Sala Dolores el septeto Moneda Nacional, el Dúo Cohíba, el Dúo Voces Latinas acompañada a la guitarra por Fernando Guerrero, Xiomara Silva (a quien se homenajeó por sus 45 años de vida artística), Rubén Lester, y la actuación especial de Eduardo “Tiburón” Morales.

Para hoy se anuncian numerosas actividades en varios escenarios. En la noche, el público de esta ciudad de seguro desbordará las limitadas capacidades de la Sala Dolores para asistir al concierto de Tony Ávila y su grupo.

Más tarde, en el patio de la Biblioteca Provincial, se mantendrán las acostumbradas descargas de “Trova sin traba”, con la trovadora santiaguera Adriana Asseff como anfitriona.

Santiago trovadoresco, noches de bohemia…¡qué más se puede pedir!

Regresa Pepe Sánchez a las calles de Santiago de Cuba

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Otra vez bajo el título de Festival Internacional (gracias, según ya dicen los rumores, a la contribución de Elíades Ochoa), se celebrará uno de los eventos culturales más hermosos de los que ha caracterizado a la ciudad de Santiago de Cuba durante años: el Festival de la Trova “Pepe Sánchez”.

Del 19 al 24 de marzo, las cuerdas de decenas de guitarras
protagonizarán numerosos escenarios de esta ciudad; desde la tradicional Casa de la Trova, hasta el patio de la Biblioteca Provincial “Elvira Cape”, donde cada noche se “descargará” con la trovadora Adriana Asseff y sus invitados.

Y si de invitados se trata, esta nueva edición del Festival se antoja de lujo: Eduardo Sosa, Pepe Ordáz, el propio Eliades Ochoa, el villaclareño Roly Berríos y Tony Ávila, son algunas de las figuras que desfilarán por los múltiples escenarios dispuestos para homenajear el 130 aniversario de la composición del bolero “Tristeza”, de la autoría de Pepe Sánchez.

Esta noche, el Parque Céspedes acogerá la inauguración del Festival de la Trova, con la celebración de un concierto múltiple, en el que coincidirán gran parte de los participantes.

Una idea que, más allá de algún que otro detalle técnico, fue muy bien acogida por el público el año anterior.

Desde el próximo miércoles salas de concierto, calles, callejones, parques e instituciones culturales cantarán al compás de los acordes de una guitarra.

Mención especial para la Trova sin Traba en la Biblioteca “Elvira Cape”, oportunidad para la improvisación, la camaradería y la descarga; y también para los conciertos programados en la Sala “Dolores”, que prometen desbordar sus a veces insuficientes
capacidades.

Fiesta de altos quilates para los amantes de la canción trovadoresca. Desde ya, las noches se vuelven bohemias.

Yo, por si acaso, ya guardo mis dosis de insomnios.

Más información:
http://occ-santiagodecuba.blogspot.com/2013/03/santiago-de-cuba-nuevamente-la-capital_14.html

Una Clausura de Buena Fe

Sin lugar a dudas, el dúo Buena Fe se muestra en el panorama musical cubano como una de las propuestas de mayor convocatoria. Su presencia en cualquier escenario o proyecto es una garantía de éxito para el mismo.

Provenientes de Guantánamo tuvieron que abrirse paso en un universo dominado primero por la timba y más tarde por el reguetón; portando como única arma el contenido de canciones de pedigrí trovadoresco y de una fina pero firme carga social. De pronto, la juventud cubana se vio identificada con una voz que decía lo que sentían todos, con arreglos musicales muy contemporáneos y las mejores metáforas.

Quizás el fenómeno Buena Fe sea digno de una investigación sociológica, pues si bien otros representantes de la canción inteligente, íconos del movimiento de la trova más nueva o novísima, llenan teatros, lo logrado por el dúo guantanamero alcanza en ocasiones ribetes anecdóticos.

Tal vez por eso fue la carta de triunfo escogida por los organizadores del Festival (definitivamente Festival) de la Trova “Pepe Sánchez”, para dar clausura a un evento que, más allá de las carencias propias del marco en el que le tocó desarrollarse, cuando en Santiago de Cuba no se habla de otra cosa que no sea la próxima visita del Papa; demostró la vigencia de un género que se renueva constantemente y promete sobrevivir épocas en las que lo comercial fija el rumbo de no pocos proyectos musicales.

Otra vez el Complejo Cultural Heredia acogió un concierto del popular dúo, que esta vez, y a tono con la invitación, retornó a sus inicios de guitarra en ristre y dos voces para regalar, a un público que no cedió un ápice de teatro, canciones de siempre, desde aquellas que sorprendieron a principios del nuevo milenio, ya verdaderos clásicos en el repertorio de Buena Fe, hasta las más imprescindibles de hoy.

Momentos especiales de la noche resultaron la presencia en el escenario de Eduardo Sosa, trovador y Presidente del Festival, voz inigualable en la trova cubana, “el Pablo [Milanés] de nuestra generación” (al decir de Israel Rojas, voz líder del dúo); y Tony Ávila, de rápido y merecido ascenso a la popularidad, cardenense jodedor, de textos sugerentes y simpáticos; quienes con apenas tres canciones per cápita arrancaron aluviones de aplausos y ovaciones de un público empático como hacía mucho no se disfrutaba en esta ciudad.

Entre todos, cofradía de amigos y trovadores (o viceversa), compartieron sus textos cantados y entre estos, dedicaron un homenaje a ese Movimiento de la Nueva Trova que cumple 40 años, savia indispensable para la canción inteligente y comprometida; con canciones icónicas como “De donde viene el amor” (Guajiro de monte adentro), de Pepe Ordaz (presente en el público asistente) y “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez.concierto de buena fe

Así se dio clausura a un evento singular, necesario, al cual aún le quedan muchos muros por derribar para recuperar un espacio que jamás debió serle negado; batalla que de seguro se ganará, gracias al empeño de músicos como los que se dieron cita en esta ciudad durante cuatro días.

Todavía en los diversos escenarios que acogieron Peñas, descargas, conciertos, homenajes y serenatas, se escucharán los ecos de las guitarras, mientras que a los amantes del género, los próximos doce meses que nos separan de la edición 51 del Festival, se nos hace desde ya interminables.

Concierto de Buena fe

Desde ayer la trova se apodera de Santiago de Cuba

Con una larga demora a causa de una llovizna caprichosa quedó inaugurado anoche, en el Parque Céspedes de esta ciudad de Santiago de Cuba, la edición 50 del otrora Festival Internacional de la Trova “Pepe Sánchez”, hoy, Jornada o Encuentro de Trovadores; con una sencilla Gala que se vio empañada por algunas deficiencias organizativas que pudieron haber sido previstas.

Con la presencia de Eduardo Sosa, presidente del Comité Organizador del Encuentro, quien tuvo a su cargo las palabras inaugurales, desfilaron por el sencillo escenario dispuesto en el céntrico parque santiaguero, diversas figuras defensoras de este género musical, entre las que destacaron, desde mi humilde opinión, la interpretación de Eva Griñan, acompañada a la guitarra por Gabino Jardinez; y la actuación José Aquiles Virreyes, quien a su vez se hizo acompañar de Eduardo Sosa en una hermosa versión de “Canción” [De que callada manera] de Nicolás Guillén.

Hasta el próximo lunes 19 de marzo, Día del trovador, las calles, plazas, teatros y otros espacios habituales para este género en Santiago, se harán eco de los acordes de guitarras y tres, de las voces de trovadores y sextetos, para devolver a la urbe su tradición juglaresca.

Múltiples espacios estarán dedicados al Homenaje, entre los que destacan el que se realizará a la recién fallecida Sara González. Mientras tanto, en la Casa de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), se desarrollarán los eventos teóricos.

Igualmente se muestra atractiva la Peña “Trova sin traba” en el patio de la Biblioteca Provincial “Elvira Cape”.

Pero lo que más colmará las expectativas del público santiaguero será, sin dudas, el anunciado concierto clausura que tendrá lugar en la noche del 19 de marzo en la Sala Principal del Complejo Cultural Heredia, en el que se espera actúen Buena Fé, Eduardo Sosa, Raúl Torres y Tony Ávila.

Recién comienza este desandar trovadoresco por la ciudad. Un programa bien sugerente y abultado parece poder complacer los gustos de los amantes de este género en una ciudad que una vez más se convierte en música.

 

Navegador de artículos