Santiago en mí

Archivar en la categoría “Música Santiago de Cuba”

Crónicas para acompañar a la guitarra

Si digo que se formó como saxofonista y solo llegó a la guitarra para que su madre no vendiera el instrumento que era de su hermano. Que luego lo sedujo la electrónica y se desempeñó durante más de veinte años al frente del área técnica de una empresa. Que durante ese tiempo nada supo de cuerdas y acordes; y solo por embullo de algunos amigos, llegó un día a la Casa de la Trova y hasta el sol de hoy. Si digo todo esto, pocos podrían identificar que hablo de uno de los mejores guitarristas acompañantes de la historia musical santiaguera, cubana, mundial: Gabino Jardines.

El maestro Gabino Jardines

El maestro Gabino Jardines

Gabino fue el invitado especial durante la tarde de este viernes 13 de mayo, en la peña “Crónicas de mi ciudad”. Era una deuda pendiente que durante poco más de dos años, trató de saldar Giselle Lage, la anfitriona del espacio, quien siempre ha agradecido la presencia de Gabino como parte indispensable de su aún joven carrera profesional.

No es para menos. Llamado con razón «maestro» por instrumentistas, trovadores, cantantes, músicos en general, Gabino ha ayudado a un sinnúmeros de intérpretes, quienes han encontrado en su manera de acompañar a la guitarra, una sello de garantía, de seguridad, a la hora de enfrentarse a los exigentes tribunales de evaluación para la vida profesional.

Fue una conversación la de esta tarde de viernes, entre un maestro y una alumna; pero también una clase magistral de música y de humildad; por parte de quien asegura aún no haber terminado de aprender.

Guitarrista de formación autodidacta con cuanto método de estudio del instrumento existe, estudioso empedernido, Gabino es sin dudas un referente dentro del panorama musical cubano. Aun así tiene palabras de agradecimiento para quienes lo acompañaron en ese camino.

Recuerda, por ejemplo, a Lorenzo Manso; con quien intercambió conocimientos a la par que aquel estudiaba guitarra en el Instituto Superior de Arte. «Yo le enseñé de la universidad de la calle y él me enseñó de la academia», confiesa quien ha tenido el honor de acompañar a figuras de la talla de Elena Burke, Farah María, Omara Portuondo y Eva Griñán, entre otros.

Sobre su relación con esta última también conversó Gabino. Recordó cómo llegó a acompañar a la Griñán: «ella me escogió cuando todavía yo comenzaba en la Casa de la Trova», recuerda; mientras confiesa que Eva fue una escuela para él: «Tenía un repertorio muy complejo, y era muy musical; con ella había que tocar casi perfecto»; algo que al parecer logró, dada la compenetración que lograron; tanto que bastaba un gesto para saber qué quería Eva en el escenario.

Brindó Gabino, también, algunos consejos sobre el arte del acompañamiento musical. «El guitarrista tiene su lugar, en su segundo plano; su papel es ayudar al cantante».

Giselle conversa con Gabino

Giselle conversa con Gabino

La tarde sirvió entonces para escuchar algunas interpretaciones del maestro Gabino a la guitarra, y verlo una vez más acompañar a Giselle a la guitarra, en la interpretación de un bossa nova, pasión que ambos comparten por la música del Brasil.

Fue un regalo que nos regaló estas “Crónicas…” que también contó con la primera participación en la peña del joven trovador Nelo González, miembro de la Asociación Hermanos Saíz, quien por estos días anda con su guitarra a cuestas por diversos escenarios santiagueros.

Igualmente disfrutamos de la picaresca de la narradora oral Georgina Soler, y Giselle se enfrentó al reto (ante la presencia de Gabino) de acompañar al piano a Carlos Javier Álvarez, director del Dúo Estocada, y amigo, en la interpretación de uno de sus temas.

Nueva edición de “Crónicas de mi ciudad” que se inserta así en el marco de la Jornada Heredia que, por estos días, ha estado celebrando la Casa Natal José María Heredia.

Nelo González llegó por primera vez hasta la peña

Nelo González llegó por primera vez hasta la peña

Se aprestan las gargantas de los trovadores

Festival-Internacional-de-la-Trova-Pepe-Sánchez1El Festival de la Trova “Pepe Sánchez”, en su edición correspondiente a este 2016, abrirá sus puerta el próximo 16 de marzo y se extenderá hasta el 20 de marzo.

Según se ha dado a conocer, se dedicará en esta oportunidad a los 90 años de vida de Fidel Castro, y a la figura de René Urquijo Salazar, ícono y defensor por excelencia del género trovadoresco.

El Festival también rendirá homenaje al Centenario de Walfrido Guevara; a la obra musical de Silvio Rodríguez y sus 70 años de Vida; a los 70 años de Noel Nicola y de Eliades Ochoa; a Adriano Rodríguez, Santiago Feliú, Caridad Saborit, al Septeto de la Trova (por sus 40 años), Sexteto Sonarte (por sus diez años de labor); a los 30 años de la Asociación Hermanos Saiz (AHS) y a los 15 años de la Agencia “Son de Cuba”, de la EGREM Santiago

Dentro del amplio programa que propone el Comité Organizador, encabezado por el trovador Eduardo Sosa, resaltan las siguientes actividades:

16 de marzo, 8:30 pm, Escalinata del Museo Emilio Bacardí: Gala Inaugural. La misma pretende abarcar todos los períodos por los que se ha desarrollado el género, desde la conocida vieja trova pasando por la nueva trova hasta llegar a la novísima, interpretada respectivamente por los que defienden este género en sus distintas etapas.

17 de marzo, 8:30 pm, Sala Dolores: Gala Especial “El Trovador de Siempre”. Dedicada a la obra musical de René Urquijo, defensor por excelencia del género trovadoresco y al que se está dedicando el evento.

19 de marzo, 8:30 pm, Sala Dolores: Gala por el día del Trovador. Gala concebida para rendir tributo a la obra musical de los que se homenajearán en el marco del festival.

19 de marzo, 6:00 pm a 10:00 pm, calle Heredia: Gran Trovada, en conmemoración del día del trovador, está organizada para el intercambio entre los participantes de otras provincias y artistas del patio.

20 de marzo, 8:30 pm, Parque Céspedes: Gala de Clausura

El Festival de la Trova “Pepe Sánchez” se desarrolla desde los primeros años de la década de los 60 y ha propiciado el encuentro de diferentes generaciones de las más auténticas expresiones de este quehacer artístico.

Siempre se hace coincidir con el 19 DE MARZO, DÍA DEL TROVADOR en Cuba, en conmemoración al natalicio de nuestro José “Pepe” Sánchez, padre de la canción trovadoresca.

Tomado del sitio web del Septeto de la Trova

 

Crónicas de A(hu)mor

Febrero brinda gratis los motivos, los pretextos. El mes del amor le llaman. Del amor y la amistad, corrigen muchos. Todo cuanto en la ciudad entonces se hace, se dice, se plena, parece llevar el sino del 14 de febrero. Ese pudiera haber sido sin dudas el tema de la más reciente edición de la peña cultural Crónicas de mi ciudad, celebrada este 12 de febrero, en su habitual espacio de la Casa Natal José María Heredia.

Mas no fue así. Al menos no exactamente. Claro que hubo ocasión para hablar de amor y amistad: las canciones de Luis Rodríguez (trovador), el costumbrismo hilarante de Georgina Soler, la sorpresiva y sorprendente voz de Mayla Acedo (¿cantante?, ¿poeta?, ¡amiga!), la infaltable presencia de los “hermanos” del Dúo Estocada. Pero la peña tuvo otro leimotiv: el humor.

Chicho intercambió con el público de Crónicas de mi ciudad

Chicho intercambió con el público de Crónicas de mi ciudad

Román Emilio Pérez, más conocido como Chicho, compartió con el público de Crónicas de mi ciudad, algunos detalles de su quehacer artístico dentro del humorismo gráfico; que no es más que hablar de la historia de esta modalidad de las artes plásticas en Santiago de Cuba.

Merecedor de incontables premios nacionales e internacionales, Chicho es presencia viva en la ciudad. Desde su flamante galería-taller La Galería del Medio Milenio (San Félix, entre Aguilera y Heredia), lleva su singular visión de la realidad a todo aquel que esté dispuesto a reír de manera inteligente.

Sobre este proyecto ya materializado y su recién estrenada exposición personal Con mucho humor, en la sede de la Alianza Francesa de Santiago de Cuba, también se intercambió.

Invitados también de lujo resultaron los integrantes del cuarteto de cuerdas Arkos, liderados por la joven violinista Yasvetty González; quien regalaron una breve muestra de su repertorio que resultó del agrado de todos.

Peña la de este mes atípica, en la que la anfitriona, la joven cantante Giselle Lage, tuvo que “mirar los toros desde la barrera”, a causa de un leve resfriado, lo que impidió que su gestión nos regalara otra hermosa tarde de viernes en la Casa Heredia donde, sin importar el mes, siempre prima la amistad y el buen arte.

Cuarteto de Cuerdas Arkos

Cuarteto de Cuerdas Arkos

Mayla sorprendió a todos con su regalo musical

Mayla sorprendió a todos con su regalo musical

Obra de Chicho

Giselle Lage rindió homenaje a Eva Griñán

En su página de Facebook, la joven cantante Giselle Lage, compartió un video tomado durante el concierto que celebrara el pasadso 6 de noviembre de 2015, en la Sala de Conciertos Dolores, de esta ciudad. En el mismo aparece acompañada por el Maestro Gabino Jardines, a la guitarra y, con la interpretación de Perla Marina (de Sindo Garay), rinde tributo a Eva Griñán, una de las voces imprescindibles de la música santiaguera y cubana.

Hoy comparto con ustedes uno de los momentos mágicos que se vivieron ese viernes en la Sala Dolores

Crónicas para una narradora oral

La distingue la elegancia, la sonrisa que aflora sin demoras, como brazos abiertos a la amistad. Siempre dispuesta se le ve por cuantas peñas y espacios culturales la reclaman. Se ha hecho imprescindible. La sola mención de su nombre conjura aplausos y gestos de aprobación. Georgina Soler; narradora oral.

Georgina Soler

Georgina Soler

Mucho ha pasado desde la primera vez que hizo gala de su picardía, de su gracia, en “Crónicas de mi ciudad”. Desde entonces su presencia es habitual, ora en el público, ora complaciendo peticiones con alguno de sus simpáticos monólogos. No era de extrañar entonces que un día (quizás debió haber sido mucho antes), la peña le dedicara un homenaje. Ese día fue este viernes 9 de octubre.

Giselle Lage, anfitriona del espacio, cedió el protagonismo a Georgina en el inicio de la peña. Luego, la conversación, las revelaciones de una mujer que vio en la jubilación otro inicio. Campesina, maestra, y hasta cantante, Georgina Soler no ha pasado inadvertida por la vida.

Habla con añoranza de su niñez, de su madre, quien le enseñara los primeros cuentos que, tiempo después, por uno de esos azares concurrentes, la iniciarían por el mundo de la narración oral. Habla de la docencia, de sus alumnos, de todo el amor del magisterio. Y habla, por supuesto, de la narración oral, de esos primeros pasos, de su continua investigación en la biblioteca “Elvira Cape” por nuevas historias, de la ayuda brindada por la instructora de teatro de la Casa de Cultura.

Habla y los ojos le brillan, le desbordan una vitalidad que la lleva a desandar la ciudad, de un extremo al otro, para cumplir con todos los que le llaman, le reclaman sus cuentos, le piden por este o aquel. No importan cuántas veces lo hace, siempre parece sorprender, siempre arranca risas, aplausos, ovaciones. Porque no es el cuento, es la cuentista, es Georgina Soler, una mujer extraordinaria.

Y para ella fue la peña, humilde regalo de agradecimiento por tanto que nos ha regalado. Para ella fueron las canciones de Luis Rodríguez y Rodulfo Mendoza, jóvenes trovadores de la ciudad. Y de manera especial la actuación del Dúo Leyendas (Yoan, guitarra y Jorge, violín), siempre bienvenidos y aclamados por la exquisitez de su quehacer.

Y su presencia, la de Georgina, marcó la impronta de la tarde, dedicada a la mujer creadora. De ahí la complicidad de las crónicas de Jacquelin Feratton, dedicadas en esta oportunidad a las calles santiagueras. Y también el que en la sección del comentario literario se presentara (y rifara) la novela Las voces y los ecos (Editorial Oriente, 2014), de Aida Bahr; y que también la mujer fuera protagonista de los libros que acompañaron la sección ¿Qué sabe Ud. de Santiago?, esta vez con nuevo formato.

Pero quizás la mayor sorpresa la guardaba precisamente Giselle quien, por primera vez, se acompañaba a sí misma al piano al interpretar Escribiendo sobre lo mojado, un hermoso tema de la autoría de Carlos Javier Álvarez, integrante del Dúo Estocada, con quienes cerró por todo lo alto una peña emotiva, dedicada a una de esas personas que día a día, hacen de Santiago de Cuba, un lugar singular.

 

Giselle se acompaña al piano

Giselle se acompaña al piano

El cierre de la peña a cargo de Giselle y Carlos Javier

El cierre de la peña a cargo de Giselle y Carlos Javier

Navegador de artículos