Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Sierra Maestra”

Expectación en Santiago de Cuba por la apertura esta tarde de la exposición sobre La Biblia

Tomado de Sierra Maestra

La ciudad de Santiago de Cuba aguarda con expectación la inauguración de la exposición La Biblia, el camino de Dios en el camino del hombre, hoy a las 17:30 horas en la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral, en el centro histórico de la urbe.

La muestra en 15 vitrinas, además de numerosos textos de figuras cubanas y pinturas murales, estará abierta al público hasta el 13 de marzo venidero y exhibe parte de la historia de este libro sagrado, o sea de la palabra de Dios, auspiciada por el Museo de la Biblia, en Estados Unidos; el Arzobispado  de Santiago de Cuba; la American  Bible Society, y la Oficina del Historiador de la Ciudad.

El Museo y sus exposiciones itinerantes muestran del Antiguo Cercano Oriente, artefactos y documentos judíos y cristianos de la Green Collection.

Previamente, Monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba, y Daniel Arnold, director de exhibiciones del Museo; Norman C. Conrad, curador de la exhibición, y Francisco O. Rodríguez, conservador, restaurador, y traductor, todos de los Estados Unidos, departieron con periodistas representantes de medios y agencias cubanos.

La exposición tendrá hoy, a las 17:30 p.m. una apertura por invitación, en la que participarán representantes de la familia Green,   personalidades del Museo de la Biblia, y autoridades eclesiásticas de Santiago de Cuba.

A las 20:00 horas, desde el atrio de la Catedral se desarrollará una velada artística para el público situado en el Parque Céspedes, en la que intervendrán artistas de la ciudad que escenificarán pasajes bíblicos, además del Orfeón Santiago, y las solistas Vilma Ramírez y Arazay Machirán, todo dirigido por Santiago Portuondo.

A partir de las 09:00 horas de mañana domingo 7 de febrero, y hasta las 22:00 horas de cada jornada, será la entrada de público a la muestra, en grupos de hasta 25 personas con un recorrido de 15 minutos. La entrada es por la calle San Pedro, en la zona posterior de la Iglesia Catedral, y sobre el atrio habrá una carpa para que las personas en espera se guarezcan del Sol especialmente intenso en Santiago de Cuba, y de la intemperie en las noches.

Como parte de la organización, entre las 13:00 horas y las 15:00 horas, cada día, la entrada será libre para quienes deseen hacer más prolongada la estancia ante los exponentes de la exposición.

También como parte de la velada, y que se repetirá todos los fines de semana en las noches, hasta el 13 de marzo, habrá un espectáculo de luces sobre la fachada de la Catedral, a cargo de Gaspare D’Caro, artista italobrasileño.

Éramos pocos…

…y parió Catana, reza un viejo dicho que hoy parece adquirir nuevas connotaciones en una ciudad en tensión. Lo digo luego de conocerse, en la tarde-noche de ayer que «ya tenemos dos enjambres de terremotos al mismo tiempo, pues se ha disparado otra serie muy cercana a la que se monitorea desde hace nueve días»; según palabras del Dr.C. Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, acá en Santiago de Cuba.

Las declaraciones las realizó en una transmisión especial de Teleturquino, en horas de la noche, que tendrá una segunda edición en esta jornada, aun cuando, desde el sismo perceptible en la madrugada de hoy, la tierra se ha mantenido tranquila.

Mapa sismológico de Santiago de Cuba. Foto: Cubadebate

De inmediato Cubadebate se hizo eco de la información publicada originalmente en Sierra Maestra, y no se hicieron esperar los comentarios. Entre ánimos y apoyo para los de acá, hay un tema recurrente: la aparente apatía de los medios nacionales para con la situación que se vive por estos días en estas tierras. Aparente porque, si bien se ha mantenido informado al pueblo de Cuba a través de los partes del CENAIS y de “pases” a al telecentro local, todos parecen reclamar que se realice una de las ediciones de la Mesa Redonda desde esta ciudad; un poco, digo yo, como para darle mayores visos de oficialidad a esa preocupación por cuanto viene sucediendo en Santiago de Cuba desde el pasado 17 de enero.

Bastaría el argumento de uno de los comentaristas para percatarse de la importancia del pedido:

«nadie es capaz de darse cuenta que acá en la capital cualquiera tiene un amigo, pariente o familiar en la región oriental por lo que necesitamos información detallada y esclarecedora sobre la situación sísmica anómala que esta ocurriendo en esa provincia.»

Regreso ahora brevemente al panel informativo transmitido por Teleturquino en la noche de este lunes. Soy de los que defiende plenamente el derecho a la información, en casos como estos, todo el elemento de conocimiento es válido. Sin embargo, también se debe tener mucho cuidado con la terminología empleada, las inflexiones y hasta la comunicación extraverbal.

Lamentablemente he observad0 (y en conversaciones con otros colegas y amigos, me han referido igual percepción) que desde que se comenzó a informar por radio y TV sobre la situación atítpica que hoy se vive, mucho de lo que se dice es entendido de la peor manera. En otras palabras, en varias ocasiones más allá de traer tranquilidad a la población, han generado pánico, desesperación, angustia.

La semana pasada, un vecino comentó en mi casa, «de esta madrugada no pasa el terremoto fuerte», de entonces acá pasaron casi cinco días… luego de lo de anoche, comentarios similares se suscitaron…Algo está fallando en el proceso de comunicación: no me cabe en la cabeza que todavía las personas no comprendan que ES IMPOSIBLE pronosticar cuándo tendrá lugar un sismo de gran magnitud.

La tensión en la población es normal: por mucho que durante años hayamos sido testigos de varios sismos, es primera vez que ocurre algo como lo del 17 de enero y días posteriores pero, dentro de la preocupación, no podemos perder el norte.

A pesar de eso, sí he visto una mayor preparación en buena parte de la población. He visto evacuar en cuestión de segundos un edificio, he visto a grupos de personas estar pendientes a la radio luego de un sismo, sé de muchos que ya tenemos preparadas las mochilas, de los que andan por la calle fijándose en cuáles pueden ser los puntos más seguros.

Nadie quiere que una desgracia ocurra en Santiago de Cuba, mas no podemos olvidar que, desde pequeños, gran parte de los que habitamos esta urbe hemos crecido con la convicción de que, en algún momento, la ciudad puede ser víctima de un sismo de gran magnitud. ¿Será ahora?, ¿mañana?, ¿dentro de unos años?, es difícil de decir. Mientras hay que estar alertas, pero sin pánico, preocupados, sí, pero también ocupados en la preparación. Apoyarnos anímicamente unos a otros y, por favor, evitar transmitir desesperanza, caos, angustia.

 

Esperando por las cascadas

La primera vez que escuché hablar del proyecto fue a manera de queja. Mucho después el tema ha salido a relucir, una y otra vez, en diferentes oportunidades, escenarios, y de boca de diferentes personas; pero siempre mantuvo el tono de reproche. ¿Una nueva fuente y una cascada de agua en Santiago de Cuba; con esta sequía?

Hasta hoy me había abstenido de emitir criterio alguno. En primer lugar porque he seguido el proceso de construcción de ambas obras como algo ajeno, que veo crecer, de un día a otro, entre las barandas de las camionetas en las que paso rumbo a (o desde) Plaza de Marte. En segundo lugar, porque cuanto sabía del mismo era fruto de los comentarios de la gente en la calle; por un motivo u otro no había accedido a la información oficial sobre el proyecto en ejecución.

Ahora aparece en la edición digital del semanario Sierra Maestra, un detallado artículo sobre estas «cascadas de agua en el centro de Santiago de Cuba». Entre los muchos aspectos técnicos expresados en el mismo, el artículo explica: «El proyecto lleva una cisterna para alimentar los surtidores, que impulsarán el agua que luego descenderá por entre las piedras hasta un receptor que la enviará nuevamente a la cisterna, para reciclarla».

El resaltado es mío. La palabra, creo, es clave: reciclaje; al menos me parece que esa fue la intención. Por sí sola debería calmar los ánimos: no se gastará agua en exceso, con unos pocos metros cúbicos bastará, siempre será la misma agua. Tal vez.

Lo cierto es que habrá que esperar a ver en marcha las tan mentadas fuentes y cascadas para apreciar mejor lo que hasta el momento es ladrillos, rocas y cemento. Llegará el momento de mirar con asombro esta obra de ingeniería y, por qué no, sentirnos orgullosos de nuestros constructores, proyectistas, ingenieros, etc. Habrá que esperar.

No obstante, este nuevo proyecto, de los tantos y tan achacados al quinientos aniversario de la ciudad deja, al menos para mí, una lección. ¿Se le consultó a las personas si estarían de acuerdo con la realización del mismo?. ¿Acaso no son los que día a día pasan por esta céntrica intersección, los que viven cerca, todos los santiagueros, los principales usuarios de esta obra? Me gustaría pensar que de haberse hecho tal consulta, la respuesta hubiera sido «sí, hágase»; porque me gustaría creer que los gestores del proyecto habrían tenido la capacidad, los argumentos, la paciencia, para convercerlos.

Tal vez así, cuando un transeúnte protestara ante las nuevas fuentes y cascadas, que hoy, en medio de esta sequía se erigen, quizás, como la típica soga en casa del ahorcado, o el pan en casa del hambriento; otro le sabría explicar de qué va todo, con capacidad, argumentos y paciencia.

Eso sí, espero que una vez en marcha nunca, nunca, les falte el agua y pasen a ser, como suele ser la la tan cercana fuente del Parque Abel Santamaría, otras moles de cemento reverberando bajo el bochornoso verano santiaguero.

Obras de las cascadas de Garzón. Foto: Sierra Maestra

Alertas camino al quinientos

Como es lógico, como ha sido con las otras ciudades quincentenarias, hoy la prensa (provincial y nacional) no se refiere a Santiago de Cuba, sin hacer alusión a sus quinientos años y todo cuanto se hace para celebrarlo.

Hoy, en la página de inicio de Cubadebate, la periodista Susana Tesoro nos habla del Camino a Santiago: vía quinientos y en su segundo párrafo resume:

Ya Santiago está en condiciones de avanzar hacia las celebraciones por los 500 años de la fundación de la Villa, con gran cantidad de obras sociales en construcción, como viviendas, espacios de servicios gastronómicos y de otros esenciales en la vida doméstica, además, la restauración de importantes edificaciones patrimoniales.

De esos proyectos se habla cada día, de una y mil formas diferentes. Y es bueno. Se ve a cada paso, en cada esquina, con solo alzar la vista.

Sin embargo, no dejo de preguntarme qué vendrá después del “quinientos”.

No es pesimismo, es hábito: ¿cuántas de las obras que el 25 de julio de 2015 luzcan sus galas en las cámaras de la televisión nacional, a la vista de los sinnúmeros de invitados, lograrán sostener su imagen en el tiempo?

¿Seguirán reñidas premura y calidad?

¿Escaparemos a la imagen recurrente de inauguración sin obras concluidas?, ¿extrañaremos otra vez la cultura del detalle?

¿Será un simple maquillaje?

En realidad espero que. Quiero confiar en que no.

No obstante, alerto. (Una vez más) pongo un parche antes que la herida.

Dedicarán Feria Internacional del Libro 2015 a historiadora santiaguera Olga Portuondo

Ola PortuondoSantiago de Cuba, 5 nov.- La próxima edición de la Feria Internacional del Libro de Cuba celebrará el centenario del poeta Raúl Ferrer, y estará dedicada a la investigadora cubana Olga Portuondo y al ensayista Leonardo Acosta, Premio Nacional de Literatura.

Olga Portuondo es la Historiadora de la Ciudad de Santiago de Cuba y ha dedicado su vida a la indagación histórica, en particular a la de la antigua jurisdicción de la tierra más caribeña, durante el período colonial de 1700-1868.

Parte importante de su quehacer como historiadora, la tiene también el estudio del proceso de formación de la nacionalidad cubana; temas acerca de los cuales tiene numerosas publicaciones en Cuba y en el extranjero.

La Editorial Oriente ha publicado sus libros El Colegio Seminario San Basilio Magno (2000, en co-autoría con Juan Rovira S.J.) y La Virgen de la Caridad del Cobre: símbolo de cubanía (2001).

Es profesora titular de la Universidad de Oriente e investigadora de la Academia de Ciencias de Cuba. Posee la Distinción por la Cultura Nacional y ha obtenido en varias ocasiones el Premio Anual al Mérito Científico.

El multitudinario evento de la lectura reserva la reposición de diez de los mejores títulos de la Premio Nacional de CIencias Sociales.

La venidera cita tendrá a la India como país invitado de honor, durará hasta abril y no hasta febrero, como es tradicional, para unirla a sendas ferias en comunidades rurales y universidades, según dio a conocer el poeta Jesús David Curbelo, vicepresidente de Relaciones Internacionales del Instituto Cubano del Libro.

Tomado de Sierra Maestra. Por: Clara Gayoso Giró
Read more about Dedicarán Feria Internacional del Libro 2015 a historiadora santiaguera Olga Portuondo | Periodico Sierra Maestra by José Roberto

Navegador de artículos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.820 seguidores