Santiago en mí

Archivar en la categoría “Patrimonio de Santiago de Cuba”

Crónicas de A(hu)mor

Febrero brinda gratis los motivos, los pretextos. El mes del amor le llaman. Del amor y la amistad, corrigen muchos. Todo cuanto en la ciudad entonces se hace, se dice, se plena, parece llevar el sino del 14 de febrero. Ese pudiera haber sido sin dudas el tema de la más reciente edición de la peña cultural Crónicas de mi ciudad, celebrada este 12 de febrero, en su habitual espacio de la Casa Natal José María Heredia.

Mas no fue así. Al menos no exactamente. Claro que hubo ocasión para hablar de amor y amistad: las canciones de Luis Rodríguez (trovador), el costumbrismo hilarante de Georgina Soler, la sorpresiva y sorprendente voz de Mayla Acedo (¿cantante?, ¿poeta?, ¡amiga!), la infaltable presencia de los “hermanos” del Dúo Estocada. Pero la peña tuvo otro leimotiv: el humor.

Chicho intercambió con el público de Crónicas de mi ciudad

Chicho intercambió con el público de Crónicas de mi ciudad

Román Emilio Pérez, más conocido como Chicho, compartió con el público de Crónicas de mi ciudad, algunos detalles de su quehacer artístico dentro del humorismo gráfico; que no es más que hablar de la historia de esta modalidad de las artes plásticas en Santiago de Cuba.

Merecedor de incontables premios nacionales e internacionales, Chicho es presencia viva en la ciudad. Desde su flamante galería-taller La Galería del Medio Milenio (San Félix, entre Aguilera y Heredia), lleva su singular visión de la realidad a todo aquel que esté dispuesto a reír de manera inteligente.

Sobre este proyecto ya materializado y su recién estrenada exposición personal Con mucho humor, en la sede de la Alianza Francesa de Santiago de Cuba, también se intercambió.

Invitados también de lujo resultaron los integrantes del cuarteto de cuerdas Arkos, liderados por la joven violinista Yasvetty González; quien regalaron una breve muestra de su repertorio que resultó del agrado de todos.

Peña la de este mes atípica, en la que la anfitriona, la joven cantante Giselle Lage, tuvo que “mirar los toros desde la barrera”, a causa de un leve resfriado, lo que impidió que su gestión nos regalara otra hermosa tarde de viernes en la Casa Heredia donde, sin importar el mes, siempre prima la amistad y el buen arte.

Cuarteto de Cuerdas Arkos

Cuarteto de Cuerdas Arkos

Mayla sorprendió a todos con su regalo musical

Mayla sorprendió a todos con su regalo musical

Obra de Chicho

Crónicas para una narradora oral

La distingue la elegancia, la sonrisa que aflora sin demoras, como brazos abiertos a la amistad. Siempre dispuesta se le ve por cuantas peñas y espacios culturales la reclaman. Se ha hecho imprescindible. La sola mención de su nombre conjura aplausos y gestos de aprobación. Georgina Soler; narradora oral.

Georgina Soler

Georgina Soler

Mucho ha pasado desde la primera vez que hizo gala de su picardía, de su gracia, en “Crónicas de mi ciudad”. Desde entonces su presencia es habitual, ora en el público, ora complaciendo peticiones con alguno de sus simpáticos monólogos. No era de extrañar entonces que un día (quizás debió haber sido mucho antes), la peña le dedicara un homenaje. Ese día fue este viernes 9 de octubre.

Giselle Lage, anfitriona del espacio, cedió el protagonismo a Georgina en el inicio de la peña. Luego, la conversación, las revelaciones de una mujer que vio en la jubilación otro inicio. Campesina, maestra, y hasta cantante, Georgina Soler no ha pasado inadvertida por la vida.

Habla con añoranza de su niñez, de su madre, quien le enseñara los primeros cuentos que, tiempo después, por uno de esos azares concurrentes, la iniciarían por el mundo de la narración oral. Habla de la docencia, de sus alumnos, de todo el amor del magisterio. Y habla, por supuesto, de la narración oral, de esos primeros pasos, de su continua investigación en la biblioteca “Elvira Cape” por nuevas historias, de la ayuda brindada por la instructora de teatro de la Casa de Cultura.

Habla y los ojos le brillan, le desbordan una vitalidad que la lleva a desandar la ciudad, de un extremo al otro, para cumplir con todos los que le llaman, le reclaman sus cuentos, le piden por este o aquel. No importan cuántas veces lo hace, siempre parece sorprender, siempre arranca risas, aplausos, ovaciones. Porque no es el cuento, es la cuentista, es Georgina Soler, una mujer extraordinaria.

Y para ella fue la peña, humilde regalo de agradecimiento por tanto que nos ha regalado. Para ella fueron las canciones de Luis Rodríguez y Rodulfo Mendoza, jóvenes trovadores de la ciudad. Y de manera especial la actuación del Dúo Leyendas (Yoan, guitarra y Jorge, violín), siempre bienvenidos y aclamados por la exquisitez de su quehacer.

Y su presencia, la de Georgina, marcó la impronta de la tarde, dedicada a la mujer creadora. De ahí la complicidad de las crónicas de Jacquelin Feratton, dedicadas en esta oportunidad a las calles santiagueras. Y también el que en la sección del comentario literario se presentara (y rifara) la novela Las voces y los ecos (Editorial Oriente, 2014), de Aida Bahr; y que también la mujer fuera protagonista de los libros que acompañaron la sección ¿Qué sabe Ud. de Santiago?, esta vez con nuevo formato.

Pero quizás la mayor sorpresa la guardaba precisamente Giselle quien, por primera vez, se acompañaba a sí misma al piano al interpretar Escribiendo sobre lo mojado, un hermoso tema de la autoría de Carlos Javier Álvarez, integrante del Dúo Estocada, con quienes cerró por todo lo alto una peña emotiva, dedicada a una de esas personas que día a día, hacen de Santiago de Cuba, un lugar singular.

 

Giselle se acompaña al piano

Giselle se acompaña al piano

El cierre de la peña a cargo de Giselle y Carlos Javier

El cierre de la peña a cargo de Giselle y Carlos Javier

Dos años contando la ciudad

Fue como el primer septiembre, hace dos años. Giselle acompañada por la guitarra del trovador Fernando Guerrero; y el Dúo Estocada con el cierre musical. Como aquel septiembre las tensiones. No por el estreno de una peña, sino por los preparativos que implica cualquier cumpleaños.

Giselle Lage actuó con un nuevo formato musical

Giselle Lage actuó con un nuevo formato musical

Dos años cumplió Crónicas de mi ciudad, este espacio cultural en el corazón de Santiago de Cuba, dedicado a contar la ciudad desde sus hombres y mujeres. Dos años. Veintidós ediciones. Y como en toda celebración que se respete: los amigos, ese público fiel que cada segundo viernes de mes acepta la propuesta artística que la joven solista Giselle Lage y sus colaboradores, entregan con la humildad del que también aprende.

Al aniversario estuvieron invitados todos aquellos que durante los últimos doce meses fueron protagonistas de las tardes de la Casa Natal José María Heredia. Algunos no pudieron asistir al llamado. Otros llegaron con nuevos bríos, como la narradora oral Georgina Soler, quien despierta ovaciones y aplausos con su sola mención, y que en esta ocasión regaló un simpático monólogo dedicado a El Santero.

Georgina Soler estrenó un simpático monólogo

Georgina Soler estrenó un simpático monólogo

Novedad también fueron las crónicas de Jacquelin Ferratón, amiga francesa de corazón santiaguero. Jacquelin narró las peripecias que rodean su singular tarea de cronicar la ciudad desde la fotografía, para complacer esas nostalgias que confluyen en internet ante la imagen de la casa, del barrio, de la ciudad añorada.

También llegó hasta la Casa Heredia Elsa Moreno, solista santiaguera que en estos meses de peña se ha convertido en una habitual. Su voz intensa, su apasionamiento en la canción, distinguen los escenarios en que se presente.

Pero en este recuento de Crónicas de mi ciudad no faltaron los estrenos. Por vez primera nos acompañó un mago (por aquello que en los cumpleaños no deben faltar ni magos ni payasos). El joven mago Alejandro disertó con trucos refinados y mucha simpatía, y la pícara ayuda de la anfitriona del espacio.

Estreno también fue el formato musical que acompañó a Giselle durante la tarde: Angel Toirac en el piano (Grupo Influencia, premio JoJazz) y Odelkis Rueda en la percusión; le permitieron a la anfitriona mostrar algo del repertorio con el que se presenta cada lunes en el Iris Jazz Club, de esta ciudad.

Dos años. Veinticuatro meses. Y en cada uno de ellos el reto de complacer a un público, de resumir, en unas pocos horas, lo inabarcable de la cultura santiaguera. Crónicas de mi ciudad comienza, desde ya, a transitar por su tercer aniversario. Las muestras de agradecimiento, de simpatía de ese público que nos sigue, es razón suficiente para aceptar el desafío.

Fernando Guerrero, como el primer día

Fernando Guerrero, como el primer día

Jacquelin Ferraton conmovió con sus crónicas

Jacquelin Ferraton conmovió con sus crónicas

m/2015/09/elsa-moreno-ya-es-una-habitual.jpg

Elsa Moreno ya es una habitual en la peña

Las primeras crónicas del año para Viña Joven

poster50%.jpgLa presentación del más reciente número (el 52) de la Revista Viña Joven, del Centro Cultural y de Animación Misionera “San Antonio María Claret”, centrará na buena parte de la próxima edición de la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, a celebrarse este viernes 9 de enero, a las 4 pm, en su sede habitual de la Casa Natal “José María Heredia”.

Como en ocasiones anteriores en las que se presentado la revista, nos acompañará su directora, Mirtha Clavería, y otros(as) de los(as) responsables de esta publicación, que ya celebró sus quince años de creada.

Para la tarde de viernes, Giselle Lage Gil, anfitriona del espacio, propone también un encuentro con el historiador Israel Escalona, con quien se estará conversando sobre la crónica dentro de la prosa martiana.

Se mantendrán las ya habituales secciones de literatura y ¿qué sabe ud. de Santiago?.

Como momento especial, se prevé homenajear a uno de nuestros fieles, que estará de cumpleaños en esa jornada.

Comenzará así el recorrido del año para “Crónicas de mi ciudad”, la cita ya está hecha.

Últimas crónica del 2014

POSTER [50%]

La última edición de la peña “Crónicas de mi ciudad”, correspondiente al año 2014, tendrá lugar este viernes 12 de diciembre, a las 4 pm, en su sede habitual de la Casa Natal José María Heredia.

Ideada como una celebración entre amigos, Giselle Lage, anfitriona del espacio, ha convocado a varios de los invitados que durante el este año nos han acompañado, para festejar la llegada del 2015, año del 500 Aniversario de la fundación de Santiago de Cuba

La tarde será igualmente propicia para recordar a Heredia, en el mes en que el cantor del Niágara cumple 211 años de nacido.

Navegador de artículos